educación
emocional
Sobre nosotros y nuestra filosofía
identidadIdentidad.htmlshapeimage_4_link_0
ideasIdeas.htmlshapeimage_5_link_0
manifiestoManifiesto.htmlshapeimage_6_link_0
valoresValores.htmlshapeimage_7_link_0
RSCRSC.htmlshapeimage_8_link_0
prensaMedios/Medios.htmlshapeimage_9_link_0
actinewsactiNEWS/actiNEWS.htmlshapeimage_12_link_0
Conócenos también a través de...
twitterhttps://twitter.com/activamentesshapeimage_15_link_0
facebookhttps://www.facebook.com/pages/Activamentes/509234139095567?ref=hlpages/Activamentes/509234139095567?ref=hlshapeimage_16_link_0
 
¿Cuál es el objetivo de la educación emocional?
Es bien seguro que todos perseguimos una meta en la vida: ser felices. Pero, y si nos preguntamos: ¿tenemos adquiridas las competencias emocionales y sociales necesarias para ello?.


Posiblemente, al buscar la respuesta, nos encontremos con carencias o debilidades en aspectos tan relevantes como la autoconciencia emocional, la regulación de las emociones, la autonomía emocional o las habilidades sociales para favorecer nuestro desarrollo personal y mejorar nuestras relaciones con los demás. 

La finalidad de la educación emocional es, precisamente, conducirnos hacia ese bienestar personal y social que buscamos.
Educación Emocional
En activamentes entendemos la Educación Emocional como
una pieza fundamental en el desarrollo vital de las personas
Taller de
Educación Emocional
y Habilidades Sociales
Curso para
Padres y Madres
sobre
Educación Emocional
y Habilidades Sociales
Curso
para Docentes
sobre Educación
Emocional
y Habilidades
Sociales
Charla
para Docentes
sobre Educación
Emocional
y Habilidades
Sociales
Charla para
Padres y Madres
sobre
Educación Emocional
y Habilidades Sociales
Emociones_Taller.html
emjcionARTE
Trilogía sobre el Arte y la 
Educación Emocional
Curso
sobre Educación
Emocional
Curso sobre
Habilidades Comunicativas
Emociones_Curso_Alumnos_EducacionEmocional.html
Emociones_Curso_Alumnos_HabilidadesComunicativas.html
Emociones_Curso_Padres.html
Emociones_Charla_Padres.html
Emociones_Curso_Docentes.html
Emociones_Charla_Docente.html
EmocionArte.html
howard gardnerHoward_Gardner.htmlshapeimage_58_link_0
neurocienciaNeurociencia.htmlshapeimage_59_link_0
ideasIdeas.htmlshapeimage_60_link_0
educación emocional
¿Qué papel juega en la infancia y en la adolescencia?
Aunque el desarrollo emocional se va reforzando a lo largo de la vida, es fundamental que la educación emocional se inicie en etapas tempranas para que sea más efectiva, favoreciendo en la infancia y la adolescencia, sobre todo, el aprendizaje de recursos y estrategias que se vayan asimilando y fortaleciendo poco a poco, tanto para el desarrollo intrapersonal como para mejorar las relaciones interpersonales.

Sin embargo, estas necesidades no están suficientemente cubiertas en el currículum académico. La importancia que la inteligencia emocional tiene para el desarrollo integral de las personas es evidente, pero no se trabaja ni se enseña de forma activa, deliberada y sistemática dentro del contexto escolar.
¿Cómo se favorece el aprendizaje de las competencias emocionales?
Hay que tener en cuenta que las habilidades emocionales y sociales no se aprenden por la simple observación ni por la instrucción informal: se necesita una intervención directa, mediante un entrenamiento intencional y continuado.

Por tanto, se hace imprescindible crear espacios nuevos para abordar esta compleja tarea que, aunque tradicionalmente focalizada en el contexto familiar, adquiere hoy una responsabilidad mayor desde otros ámbitos educativos y sociales.
Y para ello, es conveniente aplicar una metodología basada fundamentalmente en dinámicas de grupo, vertebradas sobre dos ejes paralelos, el individual y el grupal, y apoyada en la experiencia real de los chicos y chicas (vivencias, recuerdos, sentimientos, pensamientos, comportamientos, etc) dándole un enfoque atractivo, didáctico, creativo y reflexivo para construir la comprensión y adquirir así habilidades que fortalezcan su crecimiento personal y favorezcan la convivencia.
Las lecciones emocionales, incluso los hábitos más profundamente incorporados del corazón, aprendidos en la infancia, pueden transformarse. El aprendizaje emocional dura toda la vida.
- Daniel Goleman -